Cómo Hacer Una Oficina en Casa Parte 1: Cambiando el Color de las Paredes

Pequeño escritorio para oficina en casa

El pequeño escritorio que usamos hasta ahora

Mucho antes de mudarnos a esta casa, sabíamos que convertiríamos una de las habitaciones en nuestra oficina en casa. Luego, el día de la mudanza, cuando comenzamos a organizar nuestros muebles, decidimos cuál de las habitaciones sería.

En ese momento, lo que hacía que esta habitación fuera considerada una “oficina” era un pequeño escritorio que he tenido por muchos años. Es el que he usado para muchos proyectos, incluyendo la creación de este sitio de Internet. Más adelante, incluimos una Cama de Día, la cual usamos para leer, y como cama adicional para cuando recibimos visitas de familiares y amigos.

Casi un año después del día de nuestra mudanza, decidimos hacer algo para mejorar nuestra oficina en casa. La razón principal fue la falta de espacio suficiente para que ambos pudiéramos trabajar al mismo tiempo.

Distribucion de la oficina en casa

La “oficina” justo antes de comenzar a trabajar en ella

Como puedes observar en las fotos anteriores, el escritorio es bastante pequeño. No había forma de que los dos pudiéramos usarlo simultáneamente. Así que decidimos hacer algo al respecto.

CÓMO HACER UNA OFICINA EN CASA

Una vez que decidimos trabajar en este proyecto, lo primero que hicimos fue decidir cómo queríamos distribuir el mobiliario de nuestra oficina. En este paso, determinamos que la mejor ubicación para nuestro nuevo escritorio sería el espacio que estaba siendo ocupado por la cama de día. Así que decidimos moverla al lado opuesto de la habitación. Las otras dos paredes no ofrecían mucha flexibilidad, ya que en una hay una ventana, y en la otra el closet de la habitación.

Cuando estuvimos satisfechos con la distribución del mobiliario, procedimos con el siguiente paso, pintar y cambiar el color de las paredes.

CAMBIANDO EL COLOR DE LAS PAREDES

Te preguntarás, ¿qué tiene que ver el color de las paredes con la falta de espacio de escritorio? Bueno, en primer lugar, el color de las paredes es bastante importante para nosotros. Por consiguiente, ya que decidimos convertir una de las habitaciones en nuestra oficina en casa, tenía sentido completar este paso como parte del proyecto. A ninguno de los dos nos gusta el color amarillento con el que están pintadas todas las habitaciones de la casa, así que poco a poco, una a una las hemos ido pintando.

Como resultado, siempre tenemos disponible algo de pintura y todo lo que necesitamos para pintar. Así que luego de decidir qué color usar (Roble Cal) pudimos comenzar a pintar casi inmediatamente después. Y unas cinco horas más tarde, nuestra oficina en casa estaba completamente lista.

Pintando nuestra oficina en casa

Pintando nuestra oficina en casa

 

Pintando las paredes de la oficina en casa

Casi listos con el trabajo de pintura

El resultado final, una oficina más placentera para leer, trabajar o simplemente relajarnos.

Oficina en casa Roble Cal

El nuevo color de las paredes de nuestra oficina en casa

 

Color de oficina en casa

Las paredes con el nuevo color y la cama de dia en el otro lado de la habitación

 

Luego de terminar el trabajo de pintura, procedimos con el siguiente paso. Resolver la falta de espacio de escritorio. El mismo será presentado en los próximos dos artículos.

Lector (a), ¿Qué opinas del color que escogimos? ¿Habrías escogido uno similar o completamente diferente?

*Este articulo contiene vínculos de afiliados.